miércoles, 12 de junio de 2013

Cada ciudad es un punto de vista


En Las Esquinas del Mundo escriben periodistas, escritores y profesores de español de sitios como Estambul, Luxemburgo, Toronto, Cambridge, Taipei o Varsovia. Cuentan lo que les apetece, pero lo hacen muy bien. Cada ciudad es un punto de vista, pero todos miramos lo mismo. 

***

"Lo que iban a traer las centrales nucleares acaba siendo lo que se llevan los tecnócratas". Yo escribo desde Alcolea y sobre Badalona. Que no es lo mismo, claro.


domingo, 28 de abril de 2013

¿Se lavan los jipis?

¿Se lavan los jipis?
Responder a esta pregunta puede ser un buen motivo para ver Libres. Una serie. En Youtube.


No habla de periodistas, ni de médicos, ni de policías, ni de comunidades de vecinos.
Habla de chicas de 16 años expulsadas de casa porque sus padres están hartos de novios punkis.
No habla de muertos vivientes, ni de infiltrados en la CIA, ni de publicistas en los sesenta.
Habla de trabajadores sociales que se quedan en paro.
Habla de inmigrantes que no encuentran trabajo.
Habla de asambleas, de probar nuevas formas de organizarse.
Y salen muchos jipis, claro. Por algo habla sobre ocupación rural.

Un pueblo abandonado en el Prepirineo de Huesca. (Nos gusta Riglos). Una casa recuperada. Un grupo de alternativos de ciudad intentando sacar adelante el sueño de la autogestión. Intentando apañarse con el huerto (sin sulfatos, claro). Intentando vivir en el monte. La autosuficiencia.

Libres es un proyecto que no tendría hueco en ninguna televisión. Salen jipis (¿se lavan?). Los montañeses están retratados con un verismo que emociona. Se rueda mediante mecenazgo y aunque los actores principales son profesionales (incluso salen rostros televisivos) Libres es el típico producto que se hace tirando de amistades. Y además tiene un punto Lost que a saber en qué quedará.

Bueno, a lo que vamos. Que a mí me ha gustado y que los capítulos solo duran 15 minutos.

domingo, 24 de marzo de 2013

Los plátanos de la discordia

"Los chicos malos también tienen derecho a la libertad de expresión". La frase la pronuncia un diputado conservador sueco en el documental "Big Boys Gone Bananas!*". La historia de la cinta es la de siempre. Un realizador contó en una de sus películas una historia que las multinacionales no querían que se supiera. Y comenzaron una campaña brutal de acoso contra Fredrik Gertten, responsable de la historia. Trataron de frenar su estreno en el festival de Los Ángeles. Demandaron a los responsables acusándoles de aportar testimonios falsos. Mandaron cartas amenazantes a los medios de comunicación que se hacían eco de la historia. Iniciaron un proceso penal enorme e imparable. La defensa de los documentalistas fue simple: contarlo.



"Big Boys Gone Bananas!*", que se ha proyectado esta semana en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Zaragoza, describe de forma minuciosa el proceso de acoso al que Gertten y su equipo se enfrentan tras el estreno de "Bananas!*", una cinta previa en el que denunciaban el uso de pesticidas que dañaban la salud de sus trabajadores en Nicaragua por parte de la multinacional frutera Dole Food Company. En el proceso, los apoyos fueron siempre más pequeños que las ayudas, pero destaca por encima de todas las de la clase política sueca. Un país con libertad de prensa desde el año 1766 que se vuelca en la defensa de un periodista a explicar una historia, aunque los grandes no la quieran escuchar. Mala gente frente a las multinacionales que quieren proteger su imagen.



En "Los ojos de la guerra" también proyectada en el festival (que se puede ver aquí) los reporteros de guerra explican su oficio y lamentan que de nada sirva. Los políticos son "temerosos e incapaces", afirman. No dejan resquicio a la esperanza. Los valientes diputados suecos que organizaron un pase en el parlamento de una cinta en el punto de mira de los abogados más poderosos del mundo tampoco. Su plante y enérgicos modos no libraron a los creadores de la campaña de descrédito mundial emprendida por Dole. Fueron las cadenas de distribución de alimentos, al negarse a comercializar los plátanos de la discordia, las que lograron cerrar el proceso jurídico y la difamación contra los chicos malos. Estamos en manos de los supermercados.

sábado, 1 de diciembre de 2012

"¡Por fin podemos dormir tranquilos!"

Un episodio de la historia de Alcolea de Cinca que desconocía, muy apropiado para estos días de abuso policial.

Las elecciones de febrero del 36 han terminado con el triunfo del Frente Popular. Las derechas, que durante sus dos años de gobierno se han dedicado a erosionar los logros de los primeros gabinetes republicanos, están inquietas. En Alcolea, la represión contra los afiliados y simpatizantes de la CNT se ha vuelto escandalosa. La Guardia Civil del pueblo abusaba de su poder sin contemplaciones. Testimonios de la época recuerdan que no era raro que alguien recibiera dos bofetadas al salir de su casa sin otro motivo que el de pertenecer al sindicato. O por visitar a un sospechoso. O por cantar según qué canciones. Todo el mundo estaba bastante cabreado, sobre todo porque al fin parecía se abría un nuevo tiempo político.

Según indica la historiadora Hanneke Willemse, en una reunión de antifascistas en Albalate se decidió poner fin a los desmanes. Se convocó una manifestación multitudinaria en el mes de marzo (no he averiguado el día) a la que acudieron campesinos de Binaced, Valcarca, Binéfar, Esplús, de todos los pueblos de la redolada. Unos 5.000 manifestantes. Muchísimos. Llenaban toda la calle Mayor (que es larga, larga)  al grito de "fuera, fuera, fuera la Guardia Civil". Cantaban canciones contra la Guardia Civil. Fuentes citadas por Willemse indican que todo "estaba lleno de gentes" y que los cantos de protesta "ponían la piel de gallina". Cuando pasaron por delante del cuartel de la benemérita, los gritos arreciaron. Y entonces, suponemos que ciegos de rabia, los agentes salieron a la plaza con el fusil al hombro y la bayoneta calada. "Habría habido muertos aquel día, ya lo creo, ¡no habrían caído pocos no, aquel día en el pueblo! ¡Habría sido horrible!", recuerdan.

La tensión tanto los días previos como durante la manifestación fue enorme. Los campesinos tenían la consigna de acudir con armas para combatir la mala leche de la Guardia Civil. Los alcoleanos ricos, según cuenta Willemse, estaban "apuntando, desde sus casas, con sus armas, a los manifestantes, protegidos tras una contraventana o celosía".

Según el círculo republicano Manolín Abad, fue la intervención de Manuel Sender (hermano del escritor) y por entonces alcalde de Huesca el que evitó que se cumplieran los presagios. Habló con los manifestantes y les indicó que la fuerza pública no dispararía y que ya estaba en camino una unidad de guardias de asalto para detener y llevarse a la Guardia Civil de Alcolea a la cárcel de Sariñena para acabar con la provocación. Se los llevaron en camiones. Los testigos cuentan así el momento: "¡Ay, tendrías que haber visto en aquel momento a los nuestros, sobre todo a los abuelos que, como el mío, tanto habían sufrido en la carne de sus hijos por culpa de aquella cuadrilla de bandidos de guardias! Al verlos subir a los camiones, detenidos por los de asalto, todos levantaron el puño y gritaron a una: "¡Granuuujas, granuuujas! ¡Por fin podremos dormir tranquilos!".





miércoles, 8 de agosto de 2012

El desfile de los salarios


A través de la Fundación Robo llego a este artículo. Que lo disfruten. Si pueden.

     Los modelos del sistema solar o de la estructura del átomo que todos conocemos son imágenes muy estilizadas, no representaciones a escala. Las distancias entre los planetas son demasiado grandes y el tamaño de las partículas subatómicas demasiado pequeñas para que resulten intuitivos. Por ejemplo, si dibujamos la Tierra del tamaño de una pelota de tenis, el sol tendría que tener once metros. Si representáramos el núcleo atómico del tamaño de un grano de pimienta, necesitaríamos cien kilómetros para hacer una imagen a escala de la estructura del átomo.

     Padecemos un sesgo cognitivo parecido con algunos procesos sociales muy importantes. Por ejemplo, la desigualdad. La representación intuitiva que nos hacemos de las desigualdades sociales son sistemáticamente inferiores a la realidad. Sospecho que mucha gente se indigna con lo que ganan los políticos no sólo porque les parece que no lo merecen sino, sobre todo, porque son excesos que se mueven en un orden de magnitud que les resulta familiar... (seguir leyendo)

lunes, 12 de septiembre de 2011

Amarilla




"Desde entonces a hoy, la muerte ha ido avanzando tenaz y lentamente por los cimientos y las vigas interiores de la casa. Sin vértigo. Sin prisa. Sin compasión ninguna. En solo cuatro años, la hiedra ha sepultado el horno y la panera y la carcoma ha corroído por completo las vigas del portal y el cobertizo. En solo cuatro años, la hiedra y la carcoma han destruido el trabajo de toda una familia y todo un siglo. Y ahora las dos avanzan juntas, por las maderas ya podridas del viejo corredor y del tejado, en busca de esas últimas sustancias que aún sostienen el peso y la memoria de la casa. Esas sustancias viejas, cansadas, amarillas -como la lluvia en el molino aquella noche, como mi corazón y ahora mi memoria-, que, un día, tal vez muy pronto ya, se pudrirán también del todo y se desmoronarán, al fin, en medio de la nieve, quizá conmigo dentro todavía de la casa".

Julio Llamazares, La lluvia amarilla

Fotos de Ainielle y Berbusa, 2011

lunes, 23 de mayo de 2011

#alcolearevolution

Venga, aunque sé que no le interesa a nadie hoy toca hacer análisis electoral. Municipal, para ser más concretos. Para que se haga más llevadero os aconsejo que escuchéis de fondo Río Negro de Juan Perro.

La alcaldía en Alcolea mantiene su composición con mayoría absoluta del Par. Mónica Lanaspa será alcaldesa por cuarta legislatura consecutiva. Al final del mandato habrá llevado 16 años al frente del ayuntamiento. Sospecho que son demasiados.

En unas elecciones municipales en las que en casi todos los pueblos ha aumentado la participación en Alcolea ha bajado. Supongo que se debe al bajo perfil de los programas electorales, menos imaginativos que un guion de Los Clones, aunque no hay que olvidar el descenso de la población a pasos agigantados.

Todos los partidos reducen el número de votos. Especialmente el PAR, que pasa de 471 (58,29%) a 419 (57,08%) lo que supone 52 votantes menos. Y eso que el colegio electoral se instaló en el equipamiento estrella de la legislatura.

El PSOE pierde 9 votantes y se queda en 140 (19,7%), subiendo en porcentaje, mientras que el PP de 123 (15,22%) pasa a 107 (14,58), una reducción alarmante --teniendo en cuenta los buenos resultados en las autonómicas-- que quizá se deba a una lista y un programa bastante difuso más centrado en modificar lo ya hecho que en presentar propuestas novedosas. Y eso que parecía que lo tenían todo hecho: esta bajada en Alcolea no cuadra con la espectacular subida del partido en toda España.

La sorpresa el elevado crecimiento de IU. Aunque quedan muy lejos del escaño posiblemente se han beneficiado de la ausencia de una lista de CHA. Han logrado 48 (6,54%) votos frente a los 33 (4,08%) del 2007. En este sentido, las fuerzas de izquierda han aguantado en tipo en el ayuntamiento aunque no han sabido ofrecer una alternativa a la inercia del actual equipo de gobierno que ha sabido vender sus logros haciendo una campaña poco sutil pero efectiva. De hecho, ninguno de los partidos de oposición ha sabido ofrecer soluciones claras y convincentes a los problemas más evidentes del municipio: el descenso de la población, aumento del paro o el evidente aspecto de deterioro de calles y fachadas.

Habrá que ver en qué posición queda el PAR en la DGA para aventurar cualquier análisis sobre el desarrollo de estos cuatros años en Alcolea, aunque parece seguro que aunque entren en el gobierno con Luisa Fernanda (Biel aseguró que con menos de ocho escaños no pactaría gobierno y han logrado siete) el número de consejerías a las que pueden optar será mucho más reducido que las actuales. Por el momento quedamos condenados a invertir dinero público en la construcción de una ermita y a poner muchos escudos de Alcolea por los sitios. Como debe de ser, según apuntan los gobernantes. ¿No se supone que estamos en el 2011?

El voto nulo y el blanco siguen igual. Será que no se han producido acampadas del 15M en la plaza.

En las elecciones autonómicas los datos de participación son muy similares y destaca, aquí sí, un tremendo aumento del PP logra 203 (27,96%) votos frente a los 156 (19,57%) del 2007. Esto confirma que algo ha fallado en el partido municipal para haber perdido tantos votos.

El PSOE de Eva Almunia sufre el voto de castigo a su gestión pasando de 237 (29,74%) a 183 (25,21%), mientras que el PAR sigue la tendencia general a la baja con 286 (36,09%) votos frente a los 335 (42,03%) de hace cuatro años. Por su parte, en las autonómicas IU solo logra 4 votos más.

Esto es todo: los comentarios están para algo, así que venga: a señalar errores y a apuntar interpretaciones más acertadas.