jueves, 15 de marzo de 2007

Trascendencia


La anterior entrada es demasiado trascendente, me parece a mi. A Raoul Vaneigem sólo hay que citarlo en las grandes ocasiones. Y a Benjamín Peret ni te cuento.

Comentando el asunto este de las fotografías con un par de tipos (no se si añadir de absoluta confianza) (o de confianza solamente) (o no añadir nada: en realidad son tipos a los que nunca les puedes dar la espalda), llegamos a la conclusión de que se ofende el que quiere. Es una buena conclusión que confirma la tesis de que provocar es bueno. Un garrampazo va bien de vez en cuando.

* * *

Garrampazo: del verbo garrampar. Ej: Quítate ese jersey, que cada vez que te abrazo me da un garrampe que se me ilumina la montura de la gafa.

* * *

-El blog hay que actualizarlo todos los días.

-Si, ya lo sé.

-Ayer no pusiste nada.

-No se me ocurría sobre que escribir.

-¡Venga!, si sólo llevas dos entradas.

-Pues por eso será.

No hay comentarios: