lunes, 19 de marzo de 2007

Una de libros

Mercado de espejismos

El libro es de Felipe Benítez Reyes, del que me encantan los artículos del DOMinical, en especial uno sobre la lectura que algún día colgaré. Con esta novela ha ganado el premio Nadal 2007. La novela cuenta un sucedido que le sucede a Jacob y a su tía Corina. Ambos se dedican al robo por encargo de obras de arte y reliquias religiosas. Pero son viejos, y están cansados, y viven de la fama del padre de Jacob, que ese sí que era un ladrón como dios manda (o quien mande robar, que no tengo muy claro que sea Dios). A Jacob y a tía Corina les encargan robar las reliquias de los Reyes Magos en Colonia.

La novela es una parodia de las novelas codigodavincis. Es una mezcla entre El péndulo de Focault, de Humberto Eco y de El ingenioso hidalgo etece, etece.

Sorprende el uso de las acotaciones entre paréntesis y las interpelaciones buscando la complicidad con el autor: evidentemente hemos leído todo lo que se sugiere. Pero lo mejor es el humor: la ironía con la que este pobre señor, Jacob, superado por los acontecimientos, cuenta los referidos acontecimientos. Jacob es un cruce entre un Indiana Jones jubilado y el doctor House. El humor y la mala leche: la burla de los libros de templarios es despiadada, por lo inteligente y lo extrema.

Si leyendo este libraco no te entran ganar de robar algo de El Pilar es que no tienes corazón.

* * *

-¿Pero qué me estas contando?

-Un libro

-¿Este blog de qué va?

* * *

"creo que estarán de acuerdo conmigo en que, cuando alguien comienza a hablarte de los templarios, lo mejor es parar el primer taxi que pase por allí y salir huyendo"

No hay comentarios: