martes, 1 de mayo de 2007

Infanta Naranja


Cuarentaynuevemil personas saltan a la vez al ritmo mestizo de la Radio Bemba Sound System: es Manu Chao en el Viña. Impresionante porque cuarentaymuevemil personas no son fáciles de acomodar delante de un escenario: y hay que amontonarse y empujar y saltar gritando qué pasa por la calle: no pasa ná; y calavera no llora, no tiene corazón. El guitarrista salta y toca la guitarra al mismo tiempo, y el bajo lleva una camiseta de Che Sudaka. Y cuarentaynuevemil personas le gritan al escenario me gusta Viña Rock, me gustas tú, y por suerte, llovió un rato y se refrescó el ambiente, unas doce horas antes del diluvio.


***


Esto cuenta la agencia EFE, y no dice nada de los que dormían en descampados sin zona de acampada, ni de las raves, ni de la marea humana en el pueblo, ni de la suciedad, ni de los chubasqueros a dos euros y medio. Es lo que tiene el periodismo: hay que estar.


***


Nace una infanta y en los periódicos lo tratan en páginas interiores y en la tele abren los telediarios. Son públicos distintos, sí, pero ¿no se supone que el periodismo es el mismo?


***

-¿Y tú qué? ¿Te mojaste?
-Hombre, pues claro

No hay comentarios: