sábado, 29 de septiembre de 2007

El mundo del fútbol

El mundo del fútbol va a sufrir una revolución. No tiene nada que ver con lo de los derechos de emisión ni con Mediapro y Audiovisual Sports. Son cosas del Real Madrid (¡Qué cosas!). Sujétense donde puedan. El mayor club de fútbol de Madrid (iba a escribir el club blanco, josp) ha prohibido a sus empleados descender del autobús con auriculares o hablando por el móvil.

***

-Me lo dices y no me lo creo.

-Créelo, es el fin del fútbol tal como lo conocemos.

-¡Ya era hora!


***


WALTER MATTHAU: Al infierno el terremoto de Nicaragua. Me importa un pimiento que haya cien mil muertos. ¿El campeonato de liga? Inclúyelo. No, no, no. No toques al comandante Bart y a los pingüinos, es de interés humano.

JACK LEMMON: ¿Menciono lo aficionado que es el alcalde a ese burdel chino?

WALTER MATTHAU: Menciónalo, no omitas nada. Eso será un buen golpe.

(Google: Primera Plana + Diálogos)

3 comentarios:

Reverendo Gore dijo...

Ya era hora...pero eso les pasa por "largar demasiado". Si bien recuerdo hace poco uno de ellos (futbolistas, baloncentistas o lo que sea) reconoció que realmente no escuchan nada, sólo se ponen los auriculares para simular "su alta afición a la música de baile y salón".
En paz descanse Walter Mathau.

HombreRevenido dijo...

¿Pero de cualquier autobús? ¿incluso del autobus urbano?

Me dejas de piedra.

Chic dijo...

Efectivamente, por eso es tan revolucionaria la cosa.

¡Imagina una cosa así en todas las empresas!