viernes, 16 de noviembre de 2007

La misa de los holgazanes


Abusar del taburete de los bares,

descomponer a las compuestas sin novio,

comulgar las hojas secas del otoño,

dormirme en la misa de los holgazanes.


Arreglar el mundo dos veces al día,

fingir no enterarnos de todas las cosas,

usar de fuegos de artificio las bombas,

pedir que abdiquen los reyes de la ira.


Preferir el verano de la cigarra

a los fríos inviernos de la hormiga,

pintar de rojo los días de la semana


quitarnos el traje negro de las prisas,

bailar al son que toquen las campanadas,

corrernos delante de las policías.


***


-Has rimado como te ha salido de las narices

-La rima es lo que mola


3 comentarios:

oscar dijo...

Nunca dejas de sorprenderme. Para bien, por supuesto. Y eso que tú no tenías deuda alguna que saldar. Au, ahora coge la guitarra y le pones unos acordes.

Yo pensaba que la misa eran de esas de "Alabaré, Alabaré.."

HombreRevenido dijo...

Las cosas que riman son verdad.

Freud-Seraphin Stanlake dijo...

Por fin algo decente que cantar cuando tengo una cerveza entre mis manos