miércoles, 26 de diciembre de 2007

París Tres


Ya me he terminado el libro de Aloma. Normalmente no hay que hablar de lo que no te gusta. Se puede en el caso de los telediarios de Antenatres. Yo lo hago todo el rato. El libro de Aloma es especialmente molesto. Ella pasea en bici por París. Siempre dice que se pierde. En algún momento se acuerda de su padre. Su padre es Antón Castro. No lo dice. Dice que folla con Barreiros. Otras veces dice que tiene sed, pero se sobreentiende. Eso último lo hace porque hace literatura. En un blog he leído que hace poesías Zen. Concreto: dice que es un delicadísimo y maravilloso poema zen. Lo digo en serio. Cita estas dos frases: "Estoy nerviosa y Barreiros tiene sed. Él me abraza y yo le doy agua". Aloma va a ver Ciudadano Kane y le molesta que la gente no se ría. Dice que no se ríen porque son conscientes de que es una de las mejores películas de la historia. Ella no. Lo de ella es placer por el cine. Luego hace teatro alternativo. Se hace amiga de algunos homosexuales. Se va de las fiestas sin despedirse. Ella es impulsiva. Un espíritu libre. Se compra bicicletas todo el rato. Eso no lo acabo de entender. Tiene un blog. Lo malo es que no distingo lo que es personaje de lo que es escritora. A mi hermana le ha gustado.

4 comentarios:

Javier de Sola dijo...

Si tuvieras que elegir entre los grandiosos informativos de Antena3 y el no menos fantástico libro ya comentado, ¿cuál escogerías?

PD. 1: La opción de tirar el libro contra el televisor para no poder recurrir ni al uno ni al otro no se contempla.

PD. 2: Feliz Año, por cierto.

luedro dijo...

Como Golpes de Mar de Antón Castro... Ese sí que es un libro bueno, bueno.

Tía Doc.- dijo...

Felis año nuevo!!
Un saludo.

oscar dijo...

Yo no opino sin conocimiento de causa. Pero eres mi primo, así que...