lunes, 10 de diciembre de 2007

Puente en Madrid


Levantarse a las 4:45 de la mañana solo es una buena idea si te quieres ir a Madrid. Si te quieres ir a la estación Intermodal de Delicias cogiendo un taxi es una temeridad, porque los taxis de Zaragoza nunca están donde tienen que estar. Hay que levantarse a las 4:00 o apurar, como se demostrará.

Tengo las notas del viaje, aquí, al lado del portátil y las releo e intento recordar qué coño quería recordar cuando escribí comprar longanizas y frutas para el belén, pero el caso es que ahí está, con la letra traqueteante del metro.


***


Por ahora llevo tres hojas escritas sobre el tema. Prometo no colgarlas todas.


2 comentarios:

oscar dijo...

Un belén sin longanizas ni fruta ni es belén ni ná.
Ya irás contando tus andanzas. ¿Cine?

Chic dijo...

vale. Tu propones. Para el martes. A partir de las 10.

Todo eso de las frutas y las longanizas creo que eran cosas de Joaquín, pero entre mi letra y sus cosas no sé a que viene. Si lo descubro, lo cuento, aunque no interese demasiado.