jueves, 24 de abril de 2008

La idea de esta vez es contar ideas para entradas


No, si ideas ya tenemos. Miles de ideas para posts. El problema de las ideas es que por cada letra hay que hacer una presión en el teclado y poner todas las letras ordenadas. Por ejemplo: el día que me terminé de leer Últimas tardes con Teresa se me ocurrió escribir un post cojonudo. El caso es que, por unas cosas u otras, no lo tecleé. Ahora os lo cuento. La idea de esta vez es contar ideas para entradas. Lioso queda.

Últimas tardes con Teresa, de Marsé, me lo regaló mi primo (oscarsenarcanalis no, el otro) el día en el que me confirmé (aunque a la larga no me ha servido de mucho). Si me acuerdo de eso es porque lo pone en la dedicatoria. Todos los libros tendrían que llevar dedicatorias personalizadas, y todas las dedicatorias tendrían que llevar fecha. La de mi primo no la lleva. Por culpa de ese detalle, no he podido llevar a cabo el post que tenía pensado.

La idea era esta: si ese libro me lo hubiera regalado el 23 de febrero de 2001 (por poner algo) y me lo terminé de leer hace un mes, pues hubiera calculado los días transcurridos y el número de páginas y hubiera puesto en el blog alguna entrada contando este proceso y su resultado, que podría haber sido, qué sé yo, ahora no lo calculo, algo así: «¡Por fin me he terminado Últimas tardes con Teresa!, que me regaló Joaquín bla, bla, bla, a raíz de 0,03 páginas por día, en total 7 años leyendo si parar, bla, bla, bla». Ya ven. Espectacular.

Más ejemplos, esta mañana, mientras leía las 194 entradas nuevas de mi flamante lector de RSS (o borro suscripciones, o le digo a Lonia que no actualice tanto) se me ha ocurrido otra entrada simplemente genial. Ayer, mientras visitaba los puestos estos del día del libro, debería haber copiado todos los títulos de los libros de espiritualidad y santos que vendían y haberlos puesto aquí de una tacada. Un subidón de espiritualismo al que nadie se hubiera podido resistir. ¡He visto la luz! Otra entrada de caerse de culo que no teclearé.


8 comentarios:

Chic dijo...

Una duda para mi corrector de estilo: ¿el ésta del título lleva acento, es opcional, o qué pasa?

oscar dijo...

Supongo que es opcional...
En verdad, grandes ideas nunca tecleadas...

Lonia dijo...

Tampoco actualizo tanto, ¡Si no tengo tiempo libre!Aún así, siento saturar tu correo.
Por cierto, no sé porque razón no me deja poner mi dirección mail en url.

Chic dijo...

Oscar,gracias. Pues si es opcional estoy por quitarla.

Lonia, jaja, perdona era broma. ¡hay que actualizar al máximo posible!

Diego Giménez dijo...

"La noria", de Pereza...

Tio... deberías conocerla...

Buf, buf

Chic dijo...

Hoola Diego... debería, cierto es: el martes los estuve viendo en directo y sólo fui capaz de corear dos canciones.

HombreRevenido dijo...

No lleva tilde, pero a pesar de todo le da personalidad a la frase. No se la extirpes.

Yo tengo millones de ideas para el blog apuntadas en el móvil. Y a veces las reviso y me descojono. ¿Para qué más? si los lectores no se lo merecen.

Chic dijo...

HombreRevenido, yo te hago caso: si va sin tilde, pues se le quita. Que no es plan de quedar aquí de modernos por una tontería.