sábado, 9 de enero de 2010

Gente sin escrúpulos


“Me resulta grotesca, ridícula, falsa, inverosímil, sucia, pedante, dirigida por un fallero incompetente y desinformado, mal interpretada, con diálogos deplorables. Es una película desvergonzada, de título infamante y producida por gente sin escrúpulos”

Un maestro, siempre insuperable.
(Vía Sergio del Molino)